Tanto para la vacuna de Oxford/AstraZeneca y la de Johnson&Johnson, e incluso para la vacuna de Pfizer, se ha encontrado que en algunos pocos casos se presenta algún tipo de trombosis, que son formaciones de coágulos, generalmente en el transcurso de las dos primeras semanas después de la primera dosis.
Estos son eventos extremadamente raros. El beneficio por la vacunación supera al riesgo que pudiera haber por algún problema asociado a la vacuna.
Las personas que se vacunan están protegidas contra el COVID-19, sobre todo contra las formas graves, y eso es suficiente como para utilizar las vacunas con toda tranquilidad, porque el beneficio que vamos a obtener es justamente prevenir hospitalizaciones, prevenir muerte por COVID-19.

Más contenido


México, sin vacunas para menores contra la Covid-19

Aunque México ya avaló sanitariamente el uso de la vacuna Pfizer para menores de entre 5 y 11 años contra la covid-19 no cuenta con…

Catorce países de las Américas ya vacunaron contra el Covid-19 al 70% de su población:OPS

Más de dos tercios de las personas de América Latina y el Caribe recibieron dos dosis y muchos países de la región cuentan con algunas…

Conacyt e IMSS colaboran en el desarrollo de la vacuna Patria

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Mexicano del Seguro Social firmaron un convenio marco de colaboración con el que impulsarán investigaciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.