Todas las vacunas aprobadas han sido sometidas a pruebas rigurosas en los estudios clínicos que incluyen miles de participantes. Se autorizan cuando estos estudios demuestran que son seguras y efectivas. Aunque el desarrollo de vacunas contra COVID-19 fue más rápido que el de otras vacunas, no se dejó de lado la seguridad. Una vez introducida, una vacuna contra COVID-19 para uso en toda la población se hace un seguimiento estrecho de cualquier posible problema relativo a la seguridad.

Más contenido


México, sin vacunas para menores contra la Covid-19

Aunque México ya avaló sanitariamente el uso de la vacuna Pfizer para menores de entre 5 y 11 años contra la covid-19 no cuenta con…

Catorce países de las Américas ya vacunaron contra el Covid-19 al 70% de su población:OPS

Más de dos tercios de las personas de América Latina y el Caribe recibieron dos dosis y muchos países de la región cuentan con algunas…

Conacyt e IMSS colaboran en el desarrollo de la vacuna Patria

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Mexicano del Seguro Social firmaron un convenio marco de colaboración con el que impulsarán investigaciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.